fbpx

Otras técnicas terapéuticas para complementar tu terapia y ayudarte a avanzar.

La psicología nos ofrece muchas y muy diversas técnicas terapéuticas que elegidas y combinadas según tu situacion particular, pueden ayudarte a superar tus problemas y vivir más plenamente.

Estas son algunas de las que utilizo con las personas que acuden a mi consulta y que estaré encantada de poner a tu disposición para

Contenidos

Masaje psíquico

El masaje psíquico es una técnica que consiste en enfocar la energía y la atención en los diferentes miembros y órganos del cuerpo, sintiéndolos iluminados y respirando. Al hacerlo, vemos y sentimos cada parte del cuerpo como una fuente de salud y regeneración celular.

Se trata de una técnica fácil de aprender y que tiene múltiples beneficios:

  • Sensación de regeneración y vitalización.
  • Eleva nuestra corriente vibratoria.
  • Armoniza el cuerpo con la mente.
  • Ayuda a saber focalizar la energía y atención.
  • Desarrolla nuestra capacidad de visualización.
  • Actúa como fuente de salud y regeneración celular.

El masaje psíquico es recomendable en momentos de crisis o dolor físico y emocional, así como para personas con una excesiva actividad mental que necesitan detener o pausar.

Relajación de integración

La relajación es fuente de vitalidad y promueve una actitud de paz interior, equilibrio y ecuanimidad. Integrar y practicar la relajación en tu vida supone tener a tu disposición un “medicamento” de fácil aplicación y sin ningún tipo de contraindicación. 

Tiene beneficios para tu cuerpo, mente y espíritu, como por ejemplo:

  • Recargar tu energía.
  • Estimular la atención.
  • Serenar la mente.
  • Equilibrar las emociones.
  • Facilitar la interiorización.

Practicada con regularidad te ayudará a resolver conflictos internos, prevenir trastornos cardiovasculares y digestivos y, sobre todo, a desarrollar la atención mental y combatir la melancolía y el estrés.

40 respiraciones

Para desarrollar la atención sobre la propia mente y sus “idas y venidas”, existe un método arraigado en la práctica del Zen que se basa en acompañar a la respiración en su ascenso y descenso, sintiendo y percibiendo, tanto las sensaciones corporales como los pensamientos que circulan mientras se realiza el ejercicio.

La práctica propone contar 40 respiraciones completas (inhalando y exhalando por la nariz en cada una de ellas). Para contar cada respiración basta con numerarla interiormente al soltar el aire, vaciándose totalmente.

Se recomienda inhalar más aire de lo habitual para alargar la exhalación y sentir mientras se vacía, cómo se disuelven las tensiones acumuladas en el cuerpo.

Es normal que al practicar este ejercicio acudan pensamientos, sensaciones e incluso cierta ansiedad. Lo importante es permitir que afloren, siendo consciente de ellos mientras sigues observando y contando hasta las 40 respiraciones. No importa las veces que esto ocurra, sino volver una y otra vez a la respiración.

Si pierdes la cuenta o te despistas, basta con volver al último número que recuerdes y seguir respirando desde ahí. Y si una vez llegas a las 40 respiraciones, quieres seguir, puedes contar otras 40 respiraciones o permanecer en la posición del observador, dándote cuenta de tus pensamientos pero sin identificarte con ellos.

40 respiraciones práctica vitoria
40 respiraciones práctica vitoria

El observador es una especie de espectador que ve lo que ocurre en su mente, mientras permanece sólido e inamovible. Para representar mejor esta idea, nos podemos imaginar sentados a la orilla de un río, mientras pasan troncos flotando en la corriente (pensamientos). Troncos que, como vienen se van, apareciendo y desapareciendo en la pantalla de la conciencia, al igual que nuestros pensamientos que vienen y se van, sin que por ello nos identifiquemos con ellos.

Tardarás unos pocos minutos en realizar el ejercicio y los beneficios son múltiples y muy positivos, como el aumento del nivel y la calidad de las ideas que acudirán a tu mente. Otros beneficios de esta técnica son:

  • Ayuda a ser capaces de vivir más en el presente.
  • Favorece el mantenimiento del enfoque de la atención.
  • Desvía la atención de miedos y calma la ansiedad y el estrés.
  • Aumenta la capacidad de observar pensamientos y sensaciones.
  • Favorece el darse cuenta de la impermanencia de todo lo percibible.
  • Influye en el inconsciente cambiando la visión negativa y las actitudes pesimistas.

Es perfecto para personas que se abren por vez primera a la percepción de su mundo interno. Practícalo al levantarte cada mañana y en los momentos de crisis o dolor físico y emocional.

Respiración simétrica y cuadrada

La respiración Simétrica y la Respiración Cuadrada son modalidades de “respiración consciente” y, como tal, tienen un gran poder sanador. El tomar consciencia de la respiración nos lleva inmediatamente al aquí y al ahora, nos ancla al cuerpo y al presente. 

Cuando respiramos de manera consciente y nos centramos en el ir y venir de nuestra respiración, recuperamos la calma, la serenidad y el equilibrio interior. Nuestra perspectiva cambia y vemos las cosas con mayor claridad, actuando desde el equilibrio interno en lugar de ser zarandeados de acá para allá por las agitaciones de nuestra mente.

Otros beneficios de la respiración simétrica y la respiración cuadrada:

Reducen la ansiedad, la depresión, la irritabilidad, la tensión muscular y la fatiga.

Ganancia de una mayor claridad y una perspectiva más amplia de lo que nos ocurre.

Ambas respiraciones son fuente de poder para transformar nuestras vidas.

Podemos practicarlas sentados con la espalda recta o tumbados en el suelo, pero lo óptimo es trasladar lo aprendido a diferentes momentos de la vida cotidiana (sobre todo en momentos de crisis o dolor físico y emocional).

Son ejercicios fáciles de transmitir, de aprender y practicar, y las recomendaciones son similares a las vistas en la técnica anterior de las 40 respiraciones.

Reconocer nuestras sombras

La “sombra” son todos esos aspectos de nosotros mismos que rechazamos, consciente o inconscientemente, que hemos repudiado por la educación recibida, porque los tememos o porque no son socialmente aceptables. 

Nos sentimos amenazados por su existencia y por eso tratamos de ocultar esa sombra, enterrándola en ocasiones en niveles muy profundos de nuestro interior.

La sombra son deseos reprimidos e impulsos inaceptables que hemos excluido de nuestra propia autoimagen, de cómo nos vemos a nosotros mismos, por considerarlas indeseables para nuestro “ideal” de lo que somos, o más bien, de lo que “creemos” que somos.

Empleamos una gran cantidad de energía en ocultarla, tanto a nosotros como a los demás, temerosos de que al descubrir nuestra sombra, dejarían de querernos. No somos conscientes de que, cuanto más la empujamos hacia las profundidades, mayor es el riesgo de que aparezca de forma abrupta y exagerada.

Sin embargo, cuando damos voz a nuestra sombra, cuando la reconocemos y aceptamos como una parte de nosotros mismos, cuando la canalizamos de forma adecuada e interpretamos el mensaje que nos trae, va perdiendo fuerza hasta que la integramos.

Por tanto, el primer paso es reconocerla y acercarnos a ella, dejar de ocultarla y permitir que se exprese.

Reconocer nuestras sombras terapia psicológica Vitoria
Reconocer nuestras sombras terapia psicológica Vitoria

Exploración del inconsciente a través de la regresión

La regresión o técnica de inmersión en el inconsciente es una herramienta útil que favorece el crecimiento personal, y sirve para revisar la biografía oculta, sacando a la luz los hechos inconscientes que han afectado y afectan a la salud física, psicológica y emocional.

Es un recurso terapéutico muy potente por varios motivos:

  • Proporciona información acerca del origen de las limitaciones, miedos, bloqueos o enfermedades físicas del paciente
  • Permite actuar sobre ello modificándolo y reconciliándonos con acontecimientos significativos de nuestro pasado. 

Esta técnica se realiza tras inducir un estado de relajación mientras el paciente escucha al terapeuta, que le guía en voz baja y de manera muy lenta, favoreciendo una atmósfera de intimidad y confianza.

Perdón con los padres

Esta técnica se basa en el poder visualizador de la luz blanca como energía portadora de lucidez y paz, que nos ayuda a ver las figuras de nuestro padre y madre desde la comprensión profunda, gratitud y compasión, reconociendo su trayectoria vital.

Nos permite manifestar sin palabras el amor que somos en esencia, más allá de condicionamientos mentales fruto del pasado y el poder curativo del perdón. El perdón tiene un poderoso efecto sanador, sobre todo porque la compasión, la comprensión y el reconocimiento nos aportan serenidad y paz profunda.

Aplicamos esta técnica cuando existen conflictos abiertos con los padres que generan rencor y emociones tóxicas.

Sanación del niño interior

Como adultos, todos convivimos con nuestro niño o niña interior, que conserva características propias de la niñez, como la inocencia o un cierto desamparo.

Conectando con ese niño/a interior, recreamos emociones y vivencias necesarias para que nuestra mente recupere el equilibrio y para cubrir las carencias que seguimos manifestando desde nuestra niñez.

Al activar y abrazar a nuestro niño o niña interior nos posicionamos automáticamente como adultos, capaces de ser responsables y de superar nuestras inseguridades. Nos vemos como dos personas diferentes (niño y adulto) y podemos atribuir los contenidos tóxicos que padecemos a ese niño/a interior que sufrió desamor, aliviando nuestro sufrimiento.

Este ejercicio está especialmente diseñado para personas que atraviesan momentos de inseguridad, carencia afectiva, desamparo, necesidad de protección y aprobación.

Investigación y autoconsciencia de la propia sexualidad

La sexualidad es uno de los ámbitos que suele vivirse con más vergüenza y culpa.

Motivar a la persona a indagar en este territorio, a veces tan enterrado, conlleva el hecho de formular aquellas preguntas que dirijan la atención hacia las áreas que puedan ser objeto de desculpabilización, desdramatización y autoconsciencia.

El terapeuta formula 3 preguntas y ofrece al paciente un mínimo de 30 minutos para interiorizarse y escribir las respuestas. Lo que escriba será privado, así que es importante que haga este ejercicio con total sinceridad para que la técnica funcione

Mapa de estructura personal

Este ejercicio propone a la persona nombrar y recrear las nueve áreas más importantes de su vida, para ver las ventajas y disfunciones del estado de cada una. A continuación y con ayuda del terapeuta, se elabora un plan para optimizar estas áreas.

Es una técnica recomendada para personas que atraviesan un momento de desorientación y confusión y para aquellas muy enfocadas en una de las áreas de su vida, como por ejemplo la pareja, desatendiendo otras áreas y perdiéndose por tanto las ventajas que desarrollarlas tendría en sus vidas.

mapa de estructura personal técnica terapéutica vitoria

Focusing (presencia en la emoción)

A principios de los años 70 del pasado siglo, Eugene Gendlin desarrolló esta vía terapéutica con el objetivo de conectar con las sensaciones asociadas a partes de nuestro cuerpo que, de alguna forma, “alojan” bloqueos y conflictos psicológicos.

A través de esta relación entre el cuerpo y el conflicto, el terapeuta facilita un espacio de diálogo y transformación saludable.

La Presencia en la Emoción es una práctica sumamente creativa en la que las imágenes, sensaciones y representaciones metafóricas que brotan en la persona a las preguntas del terapeuta, abren y dimensionan los conflictos de forma reparadora.

Este ejercicio facilita un espacio para indagar en las memorias asociadas a la emoción del conflicto para, una vez atravesadas las primeras capas de asociación, entrar en una fase más profunda en la que se suelte la mente para entender qué subyace en ese dolor y qué significados tiene para nosotros en el plano mental y emocional.

A través del focusing o la presencia en la emoción podremos:

Observar en qué lugares de nuestro cuerpo se tienden a esconder las emociones.

Visualizar su textura en forma de color y ver cómo actúa en nuestro cuerpo.

Preguntar a nuestras emociones qué nos quieren decir y aprender de ellas.

Transformarlas en una sensación más profunda, revelando sus mensajes ocultos.

Profundizando e indagando a través de este proceso, llegamos a la pura fuente energética de las emociones y a vivencias profundas de amor incondicional, más cercanas a nuestro propio Ser, como la alegría de vivir o una intensa serenidad.

El testigo

La práctica sostenida de este ejercicio trata que nos desidentiquemos de forma progresiva con la identidad del ego, y despertemos a la nueva identidad esencial del testigo.

Por tanto, se recomienda a personas demasiado condicionadas por sus pensamientos, o que por su propia evolución quieren trascender su ego racional a una realidad espiritual no basada en la moral ni en dogmas.

El testigo es fundamental en toda práctica espiritual ya que despierta la identidad conciencia con los beneficios inherentes de la atención sostenida y la vivencia del momento presente.

Técnica de trabajo en pareja

Debemos empezar entendiendo que, para resolver los conflictos debemos responsabilizarnos de los mismos y verlos como una oportunidad extraordinaria de madurar y crecer.

Además, como reza el dicho “el que tiene un problema con el otro, en realidad lo tiene consigo mismo”, por lo que el verdadero trabajo que debe hacer una persona en conflicto con su pareja, está relacionado consigo mismo

Cuando proyectamos nuestros problemas en las personas que supuestamente nos irritan, hay que empezar tomando conciencia de esto y mirando dentro de nosotros mismos para ver en qué medida se reproducen situaciones de dolor que tienen más que ver con nuestras propias sombras que con problemas supuestamente ajenos.

Por lo tanto, se puede trabajar solo con un miembro de la pareja que ha acudido a terapia y no necesariamente con “la relación”, ya que la persona que tome conciencia y se trabaje internamente lo suficiente, observará cómo la relación seguirá los mismos pasos.

técnica para terapias de pareja
técnica para terapias de pareja

El ejercicio en cuestión se realiza con parejas que manifiestan problemas de comunicación y conflictos derivados de reproches expresos o implícitos que ponen en peligro la calidad y bienestar de la relación.

Antes de comenzar el ejercicio se mantiene una entrevista privada con cada uno de los miembros de la pareja, para ver si alguno de los miembros se ve “sometido” o neutralizado por el otro. A través de una sutil estrategia de preguntas y turnos, equilibramos partes emocionales amenazadas que deben ver la luz en este espacio de respeto y aceptación.

En este espacio de respeto y consciencia que se crea, se facilita una escucha neutral de los planteamientos de cada miembro, que es testigo sin hablar ni opinar de las respuestas y expresiones de su pareja.

Beneficios y recomendaciones de esta técnica terapéutica:

  • Aporta claridad de ideas y criterios.
  • Gestión de las emociones en pareja.
  • Consciencia sobre la propia sombra.
  • Mayor serenidad y auto-observación en la vivencia de los conflictos.

Suele practicarse con pacientes que, dentro del trabajo terapéutico, tienen problemas con su pareja dentro de sus focos de conflicto. Se realiza una sesión específica de trabajo en pareja, para posteriormente continuar la terapia individual.

La silla terapéutica

Esta adaptación de la técnica de la “silla vacía” proveniente de la terapia Gestalt, fue realizada por Kristin Neff, y se trata de un diálogo entre diferentes partes de uno mismo.

En este ejercicio, la persona dispone de tres sillas para entrar en contacto con partes diferentes de sí mismo, con el fin de experimentar cómo se siente cada una de estas partes de su ser en el momento presente. Una de las sillas será siempre para el observador compasivo.

Es una técnica muy flexible que permite trabajar en el aquí y ahora con conflictos internos, y está especialmente indicada cuando hay una parte de nosotros que no es del todo aceptada.

Uno de sus principales beneficios es que nos despierta el deseo genuino de relacionarse con uno mismo de una forma más amable, escuchando esa voz que ya está dentro de nosotros y prestándole atención desde nuestro Ser interior.

Alimentar mis demonios

Esta práctica, inspirada en la tradición budista, lleva a respetar, escuchar, y hacer valer los propios “demonios” o sombras, con los que jugamos a personificar aquellos lastres de nuestra vida que sentimos que nos encadenan, y de los que no podemos liberarnos a pesar de nuestros esfuerzos. 

Más allá de la idea de “luchar contra el mal” y erradicarlo, que suele provocar la confrontación con una parte de uno mismo que no está siendo escuchada, esta práctica propone escuchar y comprender la sombra que ese “mal” representa.

Se trata de establecer un diálogo para comprender su origen y función, escuchando y dando espacio a esa sombra para entenderla y verla como una aliada, utilizando su poder, fuerza y valía en nuestro favor en lugar de en nuestra contra.

Un gran beneficio de esta técnica es que, al convertir esa sombra en un aliado, nos recuerda que disponemos en el interior de todo aquello que necesitamos y que nos empeñamos en buscar fuera.

Dieta mental en 7 días

Esta técnica está basada en las indicaciones de Emmet Fox, uno de los más importantes escritores sobre espiritualidad del siglo XX.

Según nos indica, nuestros pensamientos modelan nuestra realidad, por lo que se trata de motivarnos para que durante 7 días nos comprometamos a alimentar a nuestra mente sólo con pensamientos positivos, evitando y rechazando los llamados negativos.

Siete días que pueden ser duros pero que pueden cambiar para siempre nuestra forma de pensar, de hablarnos y de vivir.

Un año de vida

Se trata de un ejercicio escrito cuyo propósito es descubrir aquellas situaciones y actos realmente fundamentales en la vida, acciones que muy a menudo olvidamos en beneficio de otras más superficiales o secundarias que nos desmotivan y desorientan.

También resulta una técnica útil para redescubrir la dirección de lo que realmente es esencial en la vida, le devuelve el sentido y nos recuerda o desvela nuestra vocación.

Recreación de la propia muerte

En un viaje por mar, cuando tu barco entra a un puerto y se te envía a por agua, puedes entretenerte con las conchas en la playa, pero no alejas tu pensamiento del barco, ya que de pronto, el capitán puede llamarte y es preciso dejarlo todo a fin de partir de viaje. Lo mismo ocurre en el transcurso de esta vida: si, en lugar de conchas y playas, se te da esposa, hijos y placeres materiales, tu puedes tomarlos, pero, si el capitán te llama al viaje final, es preciso correr al barco y dejar todo, sin mirar atrás.

Epicteto, 50 d.C.

La muerte, a pesar de su certeza, es un proceso que se tiende a obviar. 

Cuando morimos, los elementos que componen lo que llamamos cuerpo (aire, agua, tierra, fuego) se van disolviendo hasta extinguirse o convertirse en Nada, en ese vacío que a su vez es Todo.

Esta técnica recrea las transformaciones que experimenta nuestro cuerpo a medida que se extinguen estos elementos, desde que realizamos el último suspiro y la solidez del cuerpo comienza a disolverse, hasta que todo desaparece (los títulos, las etiquetas, los éxitos, los fracasos…) para volver al Todo al que pertenecemos.

Recrear este proceso, puede ser un auténtico bálsamo que nos recuerde la fugacidad de nuestro paso por la tierra, y elimine la angustia y ansiedad que puede tener pensar en la muerte para pasar a verla como una etapa más de nuestro viaje.

Los beneficios de esta técnica son:

  • Dar un mayor sentido a la vida y a la muerte.
  • Aportar seguridad y serenidad.
  • Eliminar miedos y tabús respecto de la muerte.

Recomendado para personas que se encuentran en una situación cercana a la muerte, ya sea la propia o la de familiares o allegados.

Inteligencia cardíaca

Todos sabemos que en cualquier situación de estrés lo mejor que podemos hacer es parar, para estar un tiempo con uno mismo y tranquilizar el corazón

Ésta es una práctica meditativa que añade a la efectividad de la meditación, un sentido terapéutico para deshacer los nudos que genera nuestro ego. La clave es establecer un pacto con el controlador que llevamos dentro para que la experiencia pueda tener lugar.

Cuando utilizamos esta técnica, la cuestión planteada resuena en nuestro interior y nos permite encontrar respuestas diferentes a las del pasado, más creativas e inspiradas.

Durante las horas y días siguientes a esta práctica, se invita a la persona a que esté atenta a las sincronicidades que aparezcan para integrar lo “descubierto” de forma voluntaria, consciente y responsable

Es recomendable realizar esta técnica de conexión con el corazón, respirando a través de él y escuchando sus mensajes, en cada suceso de la vida que se presente como estresante. Nos permitirá evitar actuar desde la excitación o reaccionar de forma automática como lo hemos hecho en el pasado.

Ir arriba