fbpx

Terapia de pareja: el principio de una nueva etapa en vuestra relación.

Según Jane G. Goldberg, el amor implica a dos individuos independientes, completos y afines que eligen viajar la vida unidos y superar sus diferencias. 

Porque el amor y la vida en pareja están llenos de buenos momentos, pero también de diferencias, retos y dificultades que pueden amenazar su continuidad.

Retos que no sabemos afrontar, situaciones preocupantes en las que sentimos que nuestra relación está en juego.

Las relaciones de pareja nos muestran nuestras partes oscuras e inconscientes, nos obligan a ser más pacientes, generosos, respetuosos, a aceptar y a conocer a la otra persona y a nosotros mismos.

Cuando no tenemos una relación de pareja, no somos tan conscientes de nuestras dificultades, limitaciones o heridas emocionales no resueltas, ni sentimos que tengamos que dar cuentas a nadie. Es en el momento en que aparece una persona en nuestra vida, cuando esto cambia y se remueven nuestros peores miedos y conflictos. 

Y si no sabemos manejarlos, pueden desembocar en problemas a los que no vemos solución. 

El objetivo de una terapia matrimonial o de pareja es precisamente ayudaros a encontrar esa solución, acompañaros en ese camino juntos.

La terapia de pareja puede ayudar en estas situaciones para saber qué está fallando y cómo solucionarlo.

Un psicólogo de pareja puede aportar una nueva visión sobre vuestra relación y sobre lo que os diferencia, sobre lo que os separa y os une, además de ayudaros a comunicaros de otra manera.

Entender las relaciones desde otro punto de vista es lo que hace de una terapia de pareja la llave para superar los problemas y enriquecer la relación. No se trata de buscar culpables, sino de encontrar el camino para avanzar hacia una relación más plena y feliz.

¿Qué puede enseñaros una psicóloga o terapeuta de parejas?

En una terapia de pareja, trabajamos los aspectos de la relación que están causando infelicidad, aprendiendo a:

Tener una comunicación más eficiente y respetuosa.

Solucionar los conflictos en los que estabáis bloqueados.

Fortalecer vuestra conexión emocional como pareja.

Revisar vuestra afinidad, proyecto y sentido en la vida.

Conocer claves para mantener vivo el amor y la sexualidad.

Se trata de que recibáis pautas de gestión emocional, entre otras herramientas, para abrir el corazón y lograr una relación de pareja profunda, que derribe todas las defensas y os ayude a crecer también como individuos. 

Porque amar es abrirnos a ser heridos, pero también a crecer y vivir intensamente

Si ha llegado el momento de superar juntos vuestros problemas y vivir la relación de otra manera, estaré encantada de ayudaros con terapia de pareja adaptada a cualquiera de estas situaciones:

Ir arriba