fbpx

EMDR: cuando el poder del cerebro se pone a tu favor

“No valgo nada”, “no soy suficientemente bueno”, “nunca podré superarlo”...

Detrás de estas afirmaciones, además de mucho sufrimiento, pueden esconderse experiencias y situaciones vividas en el pasado que se transformaron en traumas, fobias y creencias negativas

O puede que no tengas los recursos adecuados para enfrentarte a aquello que te tensa: reuniones de trabajo, conflictos con tu pareja o un examen importante.

Sientes que no puedes, que no sabes, que te falta algo… Nada más lejos de la realidad.

Nuestra mente es tan brillante que nos permite sanar heridas del pasado y crear nuevos recursos para el presente.

Aunque hayas vivido traumas, en cualquiera de sus formas (abusos, abandono, rechazo, humillación, injusticias, acoso escolar, carencias afectivas, incluso experiencias al borde la muerte) o sientas que no puedes afrontar situaciones del día a día, la realidad es esta:

Puedes liberarte de esos condicionamientos y adquirir nuevas capacidades gracias al inconsciente.

Con EMDR trabajamos tanto tu pasado como tu presente y tu futuro:

Volvemos a experiencias pasadas que no pudiste integrar correctamente.

Detectamos situaciones presentes que tienen que ver con hechos pasados.

Planteamos una situación futura que tememos o nos bloquea para dotarte de las herramientas necesarias.

Esto nos sirve para trazar tu mapa emocional y procesar lo pasado de forma correcta. Conectado en todo momento con el presente y el entorno de la terapia, entramos en tu inconsciente para cambiar lo que te hace sufrir y construir una realidad nueva que proyectar en el futuro.

No hurgamos en las heridas, sino que llegamos hasta ellas para poder curarlas. Llevamos a cabo el proceso de forma controlada, segura y respetuosa, de un modo concreto y accediendo solo a lo necesario.

Así es como EMDR se convierte en una experiencia liberadora, que te permite cambiar cómo recuerdas el pasado, cómo vives tu presente y cómo planteas tu futuro.

"Cuando vuelvo a recordar la situación, la vivo de forma diferente, ya no me angustia”

Esa es la experiencia de quienes apuestan por indagar en su inconsciente para cambiar aquello que no pudieron procesar o superar, para abordar experiencias o heridas pasadas y para lidiar con situaciones complicadas presentes o futuras.

¿Cómo funciona exactamente la técnica EMDR?

La psicóloga y neuróloga creadora de esta técnica, Francine Saphiro, se dio cuenta de que podíamos utilizar a nuestro favor el mecanismo del cerebro para integrar la información, utilizando lo que se llama estimulación bilateral.

El concepto es tan sencillo que sorprende su capacidad para lograr cambios tan significativos: accedemos a ese recuerdo o trauma del pasado y lo revivimos mientras ponemos en marcha esa estimulación bilateral, es decir, ambos hemisferios del cerebro.

 

Lo podemos hacer de varias maneras, en función de lo que consideremos más efectivo:

Movimientos oculares

Guiando los ojos en la dirección que marcamos.

Sonidos alternos

Estimulando los oídos con sonidos de forma alterna.

Toques o “tapping”

Con pequeños golpecitos en las manos u hombros.

De esta manera, los dos hemisferios se comunican para procesar la información de manera que no nos haga sufrir, para vivir con plenitud y felicidad.

Así es como ganas recursos para afrontar las situaciones cotidianas, como te conectas más con quien eres y lo que quieres, rompes creencias y superas bloqueos.

Porque recuerda…

No estamos vendidos a nuestro pasado ni al presente. Así que no te conformes, no te resignes.

Utilizar el cerebro a tu favor, de la mano de un profesional de confianza, es todo lo que necesitas para que el EMDR te ayude a superar tus traumas y adquirir nuevas y potentes capacidades que te ayuden a romper bloqueos y abrirte a la vida.

Mereces vivir sin sufrimiento ni condicionamientos, atrévete a dar el paso.

Ir arriba

Vídeo-curso gratuito

¿Cansados de discutir en pareja?

Descubrid 7 claves prácticas que pueden ayudaros.