fbpx

Mejorar tu inteligencia emocional es llevar el timón de tu vida.

Si quieres ser tú y no tus emociones (o las de los demás) las que dirijan tu vida, Pero antes, veamos exactamente a qué nos referimos.

Qué es la inteligencia emocional y para qué sirve.

El psicólogo Daniel Goleman acuñó en el siglo pasado el término inteligencia emocional para describir la capacidad de gestionar de manera adecuada nuestras emociones y las de los demás. 

Trabajando en terapia tu inteligencia emocional, tendrás la oportunidad de realizar importantes cambios y reorientar tu pensamiento para gestionar de forma diferente tanto las relaciones interpersonales, como tus procesos internos más íntimos.

inteligencia emocional terapia psicológica vitoria

Para conseguirlo, empezamos observando y reconociendo esos movimientos interiores que te alteran y angustian. Necesitamos poner consciencia en las emociones que sueles expresar de manera automática y convertirlas en voluntarias y elegidas. Esa es la clave para desarrollar nuestra inteligencia emocional.

Se trata de pasar de una actitud de “reacción” ante las circunstancias a una de “acción consciente” ante las mismas. Porque cuando tomas consciencia de qué emociones te dominan, puedes elegir gestionarlas de tal manera que acabes tomando el mando de tu vida.

inteligencia emocional terapia psicológica vitoria

¿Qué consecuencias puede tener no desarrollar o no trabajar tu inteligencia emocional?

  • Sigmund Freud lo expresó de esta manera: “Las emociones no expresadas nunca mueren. Son enterradas vivas y salen más tarde en formas más feas”.

  • Esto, aplicado a la inteligencia emocional, significa que ignorar emociones negativas te pueden llevar a perder el control de tus decisiones y, con ello, de tu vida. Problemas como estallidos de ira o de rabia contenida, la pesadumbre ante la tristeza, etc…, son emociones paralizantes que no te dejan avanzar ni vivir plenamente.

  • Para que esto no ocurra, necesitas vivirlas y gestionarlas desde la consciencia y no como sensaciones y sentimientos que te dominan. Necesitas aprender a localizar corporalmente tus emociones, identificarlas y entenderlas para manejarlas y aceptarlas.

Tomar consciencia de tus emociones te servirá para entenderte y también para comprender a los demás, algo que mejorará tu actitud, tu empatía y tus relaciones personales. 

Podemos conseguirlo con una terapia orientada a trabajar la inteligencia emocional. Si es lo que necesitas, estoy a un solo paso de distancia.

Ir arriba