fbpx

Una separación puede ser una oportunidad de reflexión y crecimiento.

Una separación es lo último que nos planteamos cuando iniciamos una relación de pareja. Sin embargo, todos vivimos momentos complicados que pueden ponerla en peligro. 

En ocasiones, son problemas que pueden solucionarse con voluntad y cariño. En otras, acaban convirtiéndose en crisis que cuestionan la continuidad de nuestra relación

En ese momento en el que asoma el fantasma de la separación, puedes recurrir a una terapia de pareja.

En una terapia enfocada en la separación de pareja, tratamos de tomar consciencia de lo que realmente está ocurriendo, más allá de los conflictos visibles y cotidianos.

Nos paramos a reflexionar y a analizar las situaciones que nos han llevado a este punto, que es precisamente la clave para resolver el problema. Puede que la solución sea efectivamente la separación o el divorcio, o puede que haya otros caminos. 

Sea como sea, el objetivo es afrontar la situación con responsabilidad, aprovechando esa circunstancia para conocernos mejor y evolucionar como personas.

Las crisis de pareja son oportunidades para introducir cambios en nuestras vidas que satisfagan a las dos partes.

En la terapia abordamos todas las posibilidades y situaciones posibles, desde cómo superar una separación de pareja cuando todavía se ama, cuando ha habido una infidelidad o cuando se tienen hijos, a cómo reconciliarte con tu pareja después de una separación. 

Trabajamos el estrés y la ansiedad por separación, y si no existe la posibilidad de reconciliación, la terapia ayuda a salir de la relación con un mayor grado de conocimiento y de consciencia

Algo que sin duda te ayudará en tu relación contigo mismo y en tus futuras relaciones.

Si quieres superar una separación de pareja o trabajar para que no llegue a ocurrir, me encantará ayudarte

 

Ir arriba