fbpx

Todos podemos tener problemas familiares, y todos podemos ponerles solución.

Los problemas familiares son tan comunes como lo pueden ser los de pareja. Padres, hijos, hermanos… personas diferentes, con distintos puntos de vista, intereses y personalidades, conviviendo o compartiendo situaciones a diario. 

Si a esto le sumamos la herencia familiar genética, tenemos un caldo de cultivo excepcional para que aparezcan los conflictos.

Es preciso ahondar en las raíces de los problemas familiares como punto de partida para resolverlos.

No podemos resolver lo que no entendemos. Por tanto, no podemos solucionar problemas familiares sin entender sus orígenes, los diferentes enfoques y formas de vivirlo por los miembros de la familia.

Cuando tenemos una imagen general del problema, podemos abordarlo con las garantías necesarias para ponerle solución. Porque, aunque ahora te parezca difícil de creer, existen soluciones para todo tipo de conflictos familiares.

problemas familiares terapia psicológica vitoria

Si eliminas la inquietud, el miedo y la angustia, podrás ver los problemas familiares como oportunidades.

A los psicólogos nos gusta considerar los problemas de familia como oportunidades de crecimiento tanto a nivel individual como colectivo, como ocasiones para que la familia salga reforzada y con lazos de unión más fuertes entre todos sus miembros.  

Esto será así siempre que afrontemos las diversas problemáticas que pueden darse en el ámbito familiar de manera adecuada, con una guía profesional que ayude a la familia a: 

Comunicarse de forma diferente.

Adoptar nuevos recursos personales.

Y crecer como núcleo familiar en conjunto.

Ir arriba